sección general

















 Autor : SeñorDel3 / Incorporación: a 23 de Enero de 2004 / Visitas : 45714


  Nuevo Gautxori

Los últimos acontecimientos han dado un giro que nos han devuelto a nuestros orígenes; El Gautxori. Tras un breve, pero intenso, periplo por La Cuba, volvemos al bar que nos vio jugar los mayores kinitazos.

Tras un lavado de cara, El Gautxori sigue siendo un punto de encuentro para pasar las largas horas muertas (largas para algunos al menos), y poder jugar nuestros kinitos de forma tranquila y descansada, junto a otros grupos similares y la cuadrilla de "abuelos" que pueblan el bar a todas horas.

Los nuevos dueños son unos crios que aún no saben lo que es la vida, pero que ejercen su labor con eficiencia, casi siempre. Han conseguido reflotar un bar con trabajo y entusiasmo a pesar de todas las trabas que su edad les acarrea. Los propietarios, Dennis y Laida, apenas rozan la mayoría de edad y eso perjudica su empatía con los mayores, principales clientes de su negocio. Y es que, siendo serios, da risa que te ponga las copas un par de jovenzuelos que ni tan siquiera han oído hablar de las riadas del 83.

Son una generación perdida, la de la play, que ha nacido con un PC debajo del brazo y toda la alta tecnología al alcance de su mano. Además, en este caso, la cosa adquiere tintes dramáticos cuando observamos como la falta de autoridad ha causado estragos. Para muestra solo hay que contemplar los tatuajes, piercings y pendientes que "adornan" el cuerpo de los nuevos inquilinos del Gautxori. Todo ello debido a una falta de madurez, propia de su edad. Y si no, que se pregunte cada lector que hubiera ocurrido si llegan a casa con un tatuaje o un piercing a los 18 años... en efecto, carretera y manta.

Otra cuestión que afecta a la juventud y que se refleja en Dennis y Laida es la falta de implicación con la sociedad, ya que ignoran la política dejando entrever eso si, sus inclinaciones. Espero que nuestros Gautxori no acabe convertido en una Herriko Taberna.

Por lo demás, volvemos a disfrutar de un punto de encuentro donde se está a gusto y te tratan bien, cosa que agradecemos a los propietarios. Para lo demás, solo hay un remedio, el paso del tiempo.


Opina en el foro.


:: DalopNet && Company ::